Nicolás Caicoya

presenta:

Un tratamiento para:

Add Your Heading Text Here

Introducción

“A mi edad, Aún no he alcanzado la perfección”

Sukibayashi Jiro Honten es un pequeño restaurante al que se accede desde la estación de metro de Ginza en Tokio. Solo caben diez personas en la barra de sushi y hay que esperar meses para sentarse a su barra.

¿Por qué?

Porque es el mejor sushi del mundo, y de todo el planeta peregrinan gourmets para sentarse a la barra frente a Jiro Ono, el maestro sushiman, declarado en Japón “un tesoro nacional”.

¿El secreto?

El pescado, que no es que esté fresco, está vivo, antes de terminar en las prodigiosas manos de Jiro san, quien lo coloca en platos lacados como si fueran joyas. La limpieza, la perfección de la pieza, la textura del arroz y del pescado, la temperatura, forman un conjunto sabroso que impresiona a quien lo prueba.

La técnica del sensei de 90 años es simple pero extraordinaria. “Solo hago mi trabajo, estoy concentrado en lo que hago, que es ofrecer lo mejor. Aunque a mi edad, aún no he alcanzado la perfección”.

¿Sushi y Coches?

Ese espíritu del sensei es el que debe definir nuestro anuncio, sin duda una celebración de las habilidades artesanales y tecnológicas que intervienen en la nueva generación de los coches que produce Toyota.

Ha llegado el momento de desvelar el cambio radical de un sedan conocido por todos pero que ahora es mucho más completo y tiene muchas más prestaciones.

¿Qué nos diferencia de los demás?

El hecho de ser un Toyota.

O lo que yo resumiría como las tres "C":

Más que un sedán es un Toyota. Y eso es sinónimo de minuciosidad, de perseverancia y de superación a todos los niveles.

El corazón es pasión y esa sana obsesión que nos quita el sueño pero que nos hace avanzar. Pensar en algo tanto de día como de noche es el germen de las cosas más asombrosas del mundo.

La empatía y la delicadeza nos permiten pensar en el cliente de una manera especial cuando realizamos la tarea. Hecho por y para la gente.

Empecemos con

la historia

El laboratorio

Se encienden las luces y descubrimos un planta de producción imaginaria, limpia pero no aséptica, tecnológica pero a su vez cálida. Yo agregaría en fase de diseño algo de color y textura para evitar que sea demasiado blanca y fría. El lado japonés lo tenemos cubierto, pero el carácter mexicano puede implementarse gracias a detalles del decorado y la interpretación/humanidad de los actores. Es un delicado e importante equilibrio a tener en cuenta entre la tecnología y lo humano. Con un humor elegante pero jamás forzado.

Entramos en el cuarto de pintura. Un ingeniero  se pone sus audífonos, enciende su tocadiscos, la música empieza a sonar, empuja su silla de oficina con ruedas y esta le lleva hasta unos pinceles —en vez de la pistola—, selecciona el más adecuado para su labor y empieza a pintar con delicadeza y concentración. Este detalle de la silla de ruedas es clave, pues es un acto reflejo resultado de años de trabajo  y meticulosidad pero que visto desde fuera, desde nuestro punto de vista, le da un toque de humor elegante. Nos hace sonreír con complicidad pero no despierta una carcajada vulgar. Nuestra clave es la humanidad de los ingenieros y que no se sienta una campaña de servicio.

La cámara, dinámica y virtuosa, sigue sus líneas dibujadas hasta convertirse en la linea de una parrilla… 

ARQUITECTURA TNGA

Un par de ingenieros sujetan la parrilla y la rotan. La cámara gira solidaria a la misma. Terminan por colocarla al frente del vehículo. 

Un tercer ingeniero en silla de ruedas se acerca y cruza con otro en su silla de oficina, también con ruedas, lo que parece una improvisada coreografía.

Limpia con una escobilla la parrilla. La cámara se mete en el logo de la marca y sobrevuela sus lineas en macro.

Esa línea, a su vez se convierte en un macro de puntos de costura…

 

ASIENTOS

De ahí cortamos al pliego de piel, un técnico lo estira, lo corta… La cámara siempre en movimiento hacia adelante.

Y al final descubrimos el asiento finalizado.

Con un sistema de martillo neumático comprueban uno de los asientos.

Unos ingenieros se sientan en el coche con sus cafés en mano, una vez, dos veces y prueban que esté bien hecho. Cara de gusto al sentarse. Sorbito de café.

En la sala de monitorización se ven sus columnas vertebrales bien rectas.

MOTOR

Otro ingeniero revisa el motor activando un sistema laser que inunda la sala de rayos. El resultado es muy bello y aporta multitud de datos al ordenador central. Las barras de datos suben como los pistones de un motor. 

El botón circular de activado y desactivado del láser es circular como el tocadiscos que sigue girando pero también como…

PANTALLA CENTRAL  /  SISTEMA DE AUDIO  /  APPLE CAR PLAY

…La lupa de aumentos. Vemos el ojo de una ingeniera entrar en campo. El tablero ya está armado y realiza una minuciosa revision. Así vemos la pantalla central del coche, el car play, el sistema de audio y hasta el velocímetro (también circular)… La cámara se mueve ligera como siempre e incluso veremos un plano desde detrás del touch display.

CAMARA VISION TRASERA

Ingeniero revisa la camara de vision trasera. El coche se acerca a un atril donde está el Quijote abierto, listo para ser leído con la cámara de visión trasera. En vez de un libro puede ser la tabla optométrica.

 

En la sala de control, hecha de multitud de pantallas vemos lo que ve la cámara del coche.

AIRE ACONDICIONADO AUTOMÁTICO TRASERO

Un ingeniero sentado detrás usa una varilla extensible con una mano de plástico al final para activar el aire acondicionado, sonríe satisfecho mientras recoge la varilla y el pelo empieza a moverse debido al chorro de aire. Pero al mirar a su compañero sentado junto a él, frunce el ceño… El tipo se está colocando una bufanda y unos guantes. Al sentirse observado, se encoge de hombros.


LUCES DIRECCIONALES SECUENCIALES O BLIND SPOT MONITOR

Otro ingeniero con gafas checa con el tablet los espejos retrovisores con las luces direccionales y el stop monitor. Sería curioso que los ojos siguieran uno y otra luz intermitente. Bizco, ojos separados, bizco, ojos separados. Bizco, ojos separados. Cuando digo separados me refiero a hacer dos capas con sus ojos, jugar con ellos con el ritmo del propio sonido que tiene el coche.

RINES

Otro mide en una máquina diseñada a tal efecto el tamaño entre llantas y un trozo de salpicadero con metro para certificar que cumple con las medidas que necesitamos. Unas ruedas pasan cerca suyo y nos vamos con ellas hasta llegar a una caja fuerte.

NUEVO DISEÑO EXTERIOR

Un ingeniero saca de la caja fuerte lo que parece una la caja de un collar de diamante, la cámara se mueve solidaria a la caja. Otro ingeniero abre la tapa y descubrimos el logo de Yaris. Un tercero con sus guantes de felpa blanca recupera el logo y lo coloca en la parte de atrás como la firma del artista. Todos miran orgullosos su obra y de paso se hacen unos selfies.


Beauty shot en rotación (me gustaría hacerlo con un dron) alrededor del coche y entramos hasta descubrir una mano que enciende el motor y se prenden las luces.

LUCES DE ENCENDIDO AUTOMÁTICAS.

El coche se dirige hacia la salida del laboratorio, el grupo de ingenieros miran orgullosos así bebé. El de la bufanda se suena los mocos. En el suelo hay una alfombra de flores origami. Creo que el origami resume a la perfección el espíritu de dedicación, cariño y superación de Toyota. A medida que acelera los pétalos se levantan y vuelan a cámara lenta.

Y sobre esa imagen se sobre impone logo y voz en off que dice:
Mas que un sedan es un toyota Yaris.

Y cerramos con el logo de Toyota.

Bueno yo creo que a través de la narrativa he ido desvelando todo lo que busco: una cámara siempre en movimiento con encuadres originales de todos los beauty shots, rotaciones, giros y contragiros que nos ayudan con las formas geométricas a realizar transiciones que mantendrán la curiosidad del espectador. El beauty del coche visto de todos los ángulos con el drone puede ser un plano espectacular.

La fotografía ha de ser moderna, con carácter.

El casting está claro que ha de ser una mitad japonés y mitad mexicano. Caras con personalidad y creíbles sin entrar en el humor ni el burdo cliché.

Los montajes y el enfoque 360 me quedan también claros y mi compromiso es supervisar la postproducción pues soy bastante…¿neurótico? No me gusta el sistema de trabajo de los gringos.

La música para mí es la mitad del anuncio. Yo veo dos direcciones claras, recurrir a una pieza clásica (incluida clásica con tema moderno) o ir hacia lo moderno (evitando lo frío). Ambas son válidas. Sin duda hay que apoyar con un diseño de sonido potente para reforzar las transiciones y la tecnología.

Clásica

Modernas pero con calidez

Modernas pero tan modernas que pueden ser frías

Llegando al fin...

Hay que ponerse en entredicho!

Llevo días trabajando en este proyecto y uno siempre tiene dudas. He hecho películas que han tenido éxito y otras que no... Nadie tiene la receta del éxito por desgracia. La única duda que me asalta es el pensar que a pesar de todos los detalles y el cariño, la película quede aséptica, como una campaña de servicio bien hecha, pero sin potencial emocional. Desde la primera lectura me vino en mente Grease. No sé el motivo. Y pensé en una coreografía y en particular en un remake de la secuencia del garaje. Aquí os dejo lo que hicieron en Glee. Creo que es un vehículo perfecto para enseñar todas las mejoras del coche de una manera atractiva, dinámica y memorable para el espectador. Por supuesto con una música y coreografía más acorde a los tiempos que corren y al producto. Bueno, ya está dicho.

Play Video

Gracias